Publicado el Deja un comentario

Un gato en el hogar

Probablemente habrás escuchado que tener una mascota es beneficioso para la salud. Hay estudios científicos que lo demuestran: las personas que conviven con animales disfrutan de una mayor calidad de vida y son más felices. 

Pero ¿Sabías que los gatos son los que mayores beneficios traen a la salud de las personas? A continuación te contamos algunos de ellos: 

  • Reduce el estrés: acariciarlos disminuye los niveles de cortisol.
  • Los dueños de gatos suele tener una presión arterial más baja y, por lo tanto, menos posibilidades de tener enfermedades cardiovasculares.
  • Tienen efectos terapéuticos en niños con autismo: los ayuda a relacionarse mejor y confiar más en otras personas.
  • Ayudan a reducir los sentimientos de soledad y depresión. Se ha comprobado que quienes tienen un gato y sufrieron la pérdida de un ser querido, pudieron superar mejor esta situación.
  • Tienen un ronroneo sanador: la vibración y el sonido que producen los gatos al ronronear no solo relaja a las personas sino que también estimula la curación de tejidos y reduce el dolor.

Según diferentes estudios, también se ha comprobado que las personas que poseen un gato duermen mejor. Son muchos los beneficios de tener compañía en casa así que no dudes más y adopta un hermoso compañero felino.

Foto: Eric Han

¿Debe ser de raza?

La gran ventaja de comprar un gatito de raza es que uno puede tener una mejor noción de las características que desarrollará, el tamaño que alcanzará, de la longitud de su pelaje y de algunos de los problemas de salud frecuentes en esa raza.

Un felino sin raza nos brindará el mismo amor y nos hará igual de felices.

¿Debería adoptar un gato macho o hembra?

Ambos son mascotas geniales y con muy pocas diferencias de comportamiento entre sí, siempre que hayan sido castrados. Se dice que las hembras son más cariñosas y los machos más independientes, pero puedes encontrarte con casos completamente particulares.